Cuentos más leídos los últimos 7 días

El diente roto

El diente roto

 

Cuando le rompieron un diente a Juan, a los doce años, su carácter cambió. Paso de ser un alborotador a ser un genio. Al menos eso decía el doctor.

637 lecturas

El vuelo de los cóndores

El vuelo de los cóndores

 

Llega el circo al pueblo, el barrista, el domador, el payaso … y la trapecista, una niña que hace contener el aliento al público con su vuelo de los cóndores.

448 lecturas

El pastorcito mentiroso

El pastorcillo mentiroso

 

Un joven pastor que se encontraba en la cima de la montaña con su rebaño de ovejas, pensó en burlarse de los campesinos que trabajaban el campo.

390 lecturas

La cucarachita Martínez y ratón Pérez

La cucarachita Martínez y ratón Pérez

 

Cucarachita Martínez encontró un mediecito y se volvió la más rica del lugar, entonces tuvo numerosos pretendientes que la acosaron noche y día

305 lecturas

El viaje de Gulliver a Liliput

Gulliver en Liliput

 

Corría el año 1669 cuando Gulliver se embarca de nuevo en un navío que hace la ruta de las Indias. En el océano austral se enfrenta a una tormenta.

233 lecturas

Caperucita Roja y el Lobo

Caperucita Roja

 

Caperucita roja debe atravesar el bosque para visitar a su abuelita, que está enferma. La madre de Caperucita le dice que en el camino no se pare con nadie.

222 lecturas

La gallina de los huevos de oro

La gallina de los huevos de oro

 

Un labrador muy pobre recibe el regalo de un enanito: una gallina que ponía un huevo de oro cada día, pero el granjero quiere más que un huevo diario.

187 lecturas

El Principito

El Principito

 

Un piloto se ha perdido en el desierto del Sahara después de sufrir una avería en su avión. Allí conoce a un pequeño príncipe que llegó de otro planeta.

171 lecturas

Rapunzel

Rapunzel

 

Una mujer que espera un bebé tiene antojo de verdura, así que el marido va a robarla al jardín de la vecina, una bruja, con quien hace un trato.

168 lecturas

Los tres cerditos

Los tres cerditos

 

Tres cerditos que eran hermanos construyeron cada uno una casa. El cerdito más joven hizo su casa de paja, otro de madera y el mayor la hizo de ladrillo.

149 lecturas

Peter Pan

Peter Pan

 

Peter Pan es un niño que no crece, no le gusta el mundo de los adultos, vive en el país de Nunca Jamás y siempre va acompañado de su hada Campanilla.

146 lecturas

Pulgarcita

Pulgarcita

 

Pulgarcita es una niña diminuta que vive una aventuras, donde conoce el peligro y la belleza, hasta que encuentra el mundo al que pertenece.

122 lecturas




Los cuentos más leídos

Para encontrar los cuentos más leídos hay que remontarse a los tiempos en que este tipo de obras se empezaron a imprimir. Antes los cuentos eran de tradición oral y tras la llegada de la imprenta, los libros comenzaron a ser populares, aunque los cuentos no eran precisamente los libros más demandados. Y no fue hasta principios del siglo XIX cuando los hermanos Grimm empezaron a divulgar su obra impresa.

A día de hoy sus cuentos han sido traducidos a más de cien idiomas y adaptados al cine en innumerables ocasiones. Estamos hablando de títulos como La Cenicienta, La Bella Durmiente, Caperucita Roja o El Gato con botas. Desde entonces y hasta nuestros días, estas obras esenciales de cuentos infantiles, han ido pasando de generación en generación. Y todavía siguen siendo los cuentos más leídos tanto en papel como en formato digital.

Con el tiempo comenzaron a aparecer autores, en todos los países del mundo, que escribían cuentos de distintas temáticas y para diferentes públicos, no solo para niños. Muchos de estos autres realizaron recopilaciones y adaptaciones de cuentos populares, tal y como hicieron los mencionados hemanos Grimm, aunque muchos otros crearon obras originales cuyas historias han perdurado en el tiempo. Es el caso de Oscar Wilde, Jonathan Swift, Rubén Darío, Emilia Pardo Bazán o Hans Christian Andersen que, unos más conocidos que otros, han sabido aportar al mundo de los cuentos frescura y pasión en una vida dedicada a escribir y divulgar las más curiosas historias, muchas de las cuales podrían ser reales.

Y a partir de ahora, con internet de por medio, tenemos acceso a un sin fin de obras nuevas a las que merece la pena acercarse, o releer de nuevo esos clásicos que una vez nos llevaron a lugares fantásticos para vivir las aventuras más excitantes.